El mundo es un lugar diferente una década después de que Apple introdujo su popular ‘smartphone’ — para bien o para mal.

Hace diez años, Nokia era el fabricante de teléfonos más grande del mundo. Microsoft se estaba preparando para lanzar Windows Vista. Y los mejores productos nuevos en CES incluyeron un televisor inalámbrico y un reproductor de MP3 que hacía streaming de radio por Internet.

Luego, el 9 de enero de 2007, el presidente ejecutivo de Apple, Steve Jobs, dio a conocer un dispositivo que pasó a cambiar el mundo: un iPhone de US$499 que venía con 4GB de almacenamiento. Era un teléfono móvil, un reproductor de música y un dispositivo de Internet.

“iPhone es un producto revolucionario y mágico que está literalmente cinco años por delante de cualquier otro teléfono móvil”, dijo Jobs en ese momento.

Desde entonces, Apple ha vendido más de 1.200 millones de iPhones y se ha convertido. Los teléfonos casi copia que lanzaron compañías como Samsung, HTC, Motorola y Xiaomi proliferaron en todo el mundo, y ahora incluso personas en lugares sin electricidad constante tienen un teléfono inteligente.

“Es difícil subestimar el impacto de [el iPhone]”, dijo el analista de Reticle Research, Ross Rubin. “Los efectos que ha creado afectan a amplias franjas de nuestras vidas”.

He aquí hay algunas formas en que el iPhone ha cambiado la forma en que vivimos:

1. Siempre estamos conectados.

Antes solías encender tu computadora, esperar a que tu Wi-Fi se conectara (o tu conexión dial-up, si volvemos más atrás) y abrir Internet Explorer, Safari o algún otro navegador Web. Ahora estás conectado al Internet todo el tiempo. Si no estás en una red Wi-Fi, estás conectado a través de tu red celular.

No es sólo la conectividad ineludible que el iPhone ayudó a lograr. También es cómo realmente accedemos al Internet. El iPhone hizo la navegación Web móvil útil por primera vez. Todos los demás buscadores de Internet móviles antes de eso eran muy lentos. Pronto llegó una avalancha de aplicaciones, lo que eliminó la necesidad de abrir un navegador Web en absoluto.

2. Tabletas, relojes y auriculares.

Varios dispositivos están vinculados al iPhone o existen porque ese teléfono fue creado. Están el iPad, esencialmente un iPhone más grande que utilizas en casa. Y está el Apple Watch, que está atado al iPhone. Luego están todos los accesorios estimulados por la popularidad del iPhone, como las fundas; parlantes y auriculares Bluetooth. 

3. La llave a un mundo de apps.

Es posible que no recuerdes esto ahora, pero el primer iPhone de Apple no tenía algo así como aplicaciones de terceros o de la App Store. Eso cambió en julio de 2008, cuando Apple presentó el iPhone 3G y su software para iPhone 2.0. El App Store es lo que hizo que el iPhone fuera un dispositivo imprescindible. Ahora hay más de 2 millones de aplicaciones en la App Store, y prácticamente todas las empresas hacen una o más aplicaciones.

El iPhone y la App Store han generado industrias que no podrían existir sin los smartphones. No habría Uber o Lyft para trasladarnos de un lugar a otro, por ejemplo, ni Instagram o Snapchat para compartir nuestras fotos.

4. Todos somos fotógrafos.

Claro, teníamos cámaras en nuestros teléfonos antes del iPhone. Pero la combinación del gadget de Apple y el fácil acceso a Internet y aplicaciones como Instagram despertaron el fotógrafo interior de muchos. Como resultado, ir cargando por ahí una cámara real se convirtió en algo redundante.

5. Vivimos ‘en vivo’.

La cámara del teléfono también significa que tienes una videocámara portátil al alcance de tu mano. Y encima de eso, la conexión del teléfono te permite transmitir video de inmediato. Eso podría significar hablar con los miembros de tu familia en el otro lado del país o hacer un video de tu gatito para subir a YouTube. O, gracias a servicios como Facebook Live o Twitter (Periscope), la tecnología puede ser usada para filmar lo que se te ocurra.

6. Poniendo dígitos a digital.

Anteriormente, las pantallas táctiles eran raras. Ahora, los bebés tratan de deslizar sus dedos sobre los televisores preguntándose por qué las pantallas no cambian. Las pantallas interactivas están prácticamente en todos lados, incluso en refrigeradores. Cuando Jobs presentó el iPhone, dijo “Todos nacemos con el mejor dispositivo para apuntar, nuestros dedos, y el iPhone los usa para crear la interfaz de usuario más revolucionaria desde el mouse“.

Estaba más en lo correcto de lo que se hubiera imaginado. El atractivo de la pantalla táctil forzó a Microsoft a integrar el tacto en su software y promover que sus socios en hardware hicieran teléfonos, tabletas y computadoras con pantallas táctiles.

Actualmente, lo raro es ver un dispositivo que no tenga pantalla táctil (a pesar que Apple insiste que no colocará una pantalla táctil en sus computadoras Mac).

7. Aquí estamos.

La integración de mapas en el iPhone significó que ya no tenías que sentirte avergonzado de ser un turista en una nueva ciudad. Google Maps y Apple Maps son dos de las apps más usados en el iPhone, y con el tiempo han añadido más y más funciones, como información de transporte público.

8. Los juegos son más avanzados.

El iPhone reinventó la idea de los videojuegos en el mundo móvil. Apps como Angry Birds, que cualquiera podía jugar usando sus dedos sobre la pantalla, se volvieron sumamente populares, al tiempo que los modelos de pago cambiaron. Muchos juegos ahora se pueden jugar gratis, y en lugar de cobrar un precio fijo los desarrolladores crearon la opción de hacer pagos dentro de las apps, como pagar por nuevos niveles o funciones.

Siete de los 10 apps para iPhone que más dinero han recaudado son juegos como Pokémon Go, según la firma de investigación App Annie.

9. El dinero ya no es líquido.

Apple no fue la primera empresa en lanzar la idea de los pagos móviles, pero sí logró que todo mundo se hiciera consciente de esta tecnología, con la que puedes usar tu teléfono para comprar de todo. El app Wallet del iPhone también te puede guardar cupones, tarjetas de regalo y tus boletos para aviones y cines, todo en un mismo lugar.

El efectivo no ha muerto porque aún hay muchos lugares que no aceptan pagos móviles, pero usar tu teléfono para pagar se está volviendo más común que nunca.

10. Esperen, una cosa más.

Es imposible resumir todo lo que hizo el iPhone en tan solo 10 puntos. Así que aquí te van más cosas.

Apple mató Adobe Flash en los dispositivos móviles, e hizo que el scrolling se volviera algo común. Gracias a tu teléfono, ya no tienes que llevar una calculadora o una linterna, y el buzón de voz te permite saltarte mensajes irrelevantes. Los podcasts te permiten escuchar la radio cuando tu quieras.

El uso de redes sociales también se ha vuelto cada vez más populares en dispositivos móviles, ayudando que la gente se sienta conectada a sus amigos todo el tiempo. Facebook dijo en su trimestre fiscal más reciente que un 84 por ciento de sus US$6,820 millones en ingresos por publicidad venían de anuncios móviles.

Al mismo tiempo, el iPhone se ha vinculado con un alza en los desórdenes de atención e hiperactividad en niños. Y los gobiernos usan dispositivos móviles para espiar a sus ciudadanos, además de que los consumidores exponen mucha información personal en servicios como Uber.

Pero a pesar de las cosas negativas, es casi imposible quitarle a alguien su iPhone, y eso habla de la importancia del dispositivo en nuestras vidas.

Fuente: CNET