El clásico desfile de los colegios secundarios se vio empañado por un confuso episodio que tuvo como protagonista a la escuela Manuel Belgrano de Salto de las Rosas.

A horas del inicio del evento, los alumnos recibieron la noticia de que no podían participar porque el tema elegido, aparentemente, era muy fuerte para mostrarlo en las calles de la ciudad.

Los jóvenes habían presentado un carro relacionado con la defensa de la educación pública, con una potente crítica al sistema actual.

“Era un ataúd y decía ‘la muerte de la escuela pública’, y al lado chicos con velas” contó uno de los estudiantes.

Los alumnos se mostraron molestos y dijeron que no les van a cortar la libertad de expresión. Incluso, sin carro y a pie, desfilaron portando carteles.

La situación es confusa, ya que no se sabe quién les hizo llegar el mensaje a los chicos de que no podían participar.

Al parecer fue un mensaje indirecto, teniendo en cuenta que  profesores les recomendaron que no lo presentaran al carro porque “algo podía pasar”.

“Algunos profesores tenían miedo y algunos chicos también”, dijeron los jóvenes y añadieron que “nosotros no quisimos meter en problemas a nadie, solamente quisimos expresar lo que sentimos en relación a la educación pública”.