La Cámara de Diputados de Mendoza dio media sanción a un proyecto por el cual se establece que las deudas que mantienen con Irrigación los dueños de fincas abandonadas serán perdonadas si ese terreno es utilizado para el cultivo de forraje. Se busca que los terneros mendocinos se terminen de criar y engordar en nuestra provincia.

Con el fin de impulsar la ganadería en Mendoza y darle una solución definitiva a aquellos finqueros que decidieron abandonar la producción agrícola por estar quebrados económicamente, el diputado Marcos Niven, del Partido Demócrata, impulsa un proyecto por el cual se establece que aquellas fincas que tienen deuda con el Departamento General de Irrigación podrán ser perdonadas siempre y cuando se dediquen al cultivo de alfalfa.

La iniciativa, que ya tiene media sanción de la Cámara de Diputados, indica que las deudas serán condonadas si el productor se dedica a cultivos no tradicionales para la recría y engorde de ganado.

Entre los fundamentos, se subraya que en Mendoza hay muchos terrenos abandonados, de los cuales, en su mayoría tienen abultadas deudas con Irrigación.

Por lo tanto, aprovechando con son inmuebles rurales que tienen derecho de agua, la idea es que esos finqueros se dediquen a cultivar alfalfa u otras producciones forrajeras para que los terneros, en vez de ser vendidos a otras provincias para terminar el engorde lo hagan aquí en Mendoza.

Niven señaló al respecto que “queremos que esa gran cantidad de terneros que se producen en nuestra provincia, tengan su siguiente etapa de recría y engorde también dentro de territorio mendocino”.

Silvio Barroso

www.ciudadanosur.com.ar