Rafael Membrives, titular del SUTE en nuestro departamento, aseguró que es difícil la situación económica de los trabajadores de la educación. “Son muchos a los que les cuesta llegar a fin de mes, incluso hay algunos que ni llegan”, reveló el gremialista.

Reconoce que no fueron pocos los que en ese sector votaron a Cornejo y que hoy “se sienten defraudados”.

“Tiempo atrás, cuando visitábamos las escuelas y nos juntábamos a charlar con nuestros afiliados en la hora del té,  eran realmente muchos los que decían que iban a votar al Frente Cambia Mendoza, en cambio hoy te muestran decepción, porque se dieron cuenta que no les cumplieron nada”, manifestó con ímpetu.

Membrives asevera que un docente promedio, respecto de la antigüedad,  “gana 13 mil pesos”, dinero que “no alcanza ni para pagar los servicios”.

“No hay que olvidarse que muchas de las maestras son sostén de familia. Cualquiera se da cuenta que con esa plata no se llega a fin de mes”, subrayó.

El sindicalista expresó que el  5 por ciento de aumento otorgado en enero “ya no existe, porque la inflación va por el 10 por ciento. Encima tenemos que esperar hasta julio para recibir otra parte del incremento”.