Un delincuente encapuchado llegó a un comercio de Chile al 1200 y en segundos logró reducir a la empleada.

El violento episodio ocurrió anoche, poco después de las 22 horas, cuando el malviviente apuntó con un arma de fuego a la mujer para sacarle el dinero de la recaudación y el teléfono celular.

Allí no terminó la historia, ya que antes de retirarse la obligó a que le entregara una pata de jamón.

Con el botín en sus manos desapareció rápidamente del lugar y, por ahora no hay novedad sobre su paradero.

La causa quedó bajo la jurisdicción de la Comisaría 32º y se instruye como robo agravado.