Brian Urueña tiene 17 años. Desde el hospital, relató cómo fueron los momentos previos al vuelco.

Uno de los chicos que viajaban en el micro que volcó en ayer en Mendoza contó lo último que recuerda antes de aparecer sentado en la ruta a la espera de que llegaran las ambulancias. Desde el hospital en San Rafael, donde permanece internado, asegura que el chofer conducía muy rápido.

Brian Urueña tiene 17 años. Después del trágico accidente, fue trasladado al centro médico Schstakow, donde recibió tres puntos en la cabeza y se encuentra estable.

Como iba semidormido, se acuerda de “flashes”. Entre ellos, que antes de volcar el micro “pegó un salto” que lo despertó y que el ómnibus se desplazaba a gran velocidad.

“Lo que me acuerdo es que me despertó porque parece que el micro pasó por arriba de una roca, porque hizo como un salto. Ahí me despertó, me miré con mis amigas y quedamos como sorprendidos, y el micro siguió”, cuenta. “Yo seguí durmiendo y después, así como entredormido, veo que el micro iba muy rápido”, recuerda.

Eso es lo último que logra reconstruir desde adentro del vehículo. “Parece como que me dormí y en ese momento me desmayé, porque después aparecí como sentado en una mini montaña”, explica.

www.ciudadanosur.com.ar