A raíz de una situación confusa relacionada con uniformados parando vehículos en la vía pública para luego ofrecer números de una rifa, la Policía decidió intervenir en el asunto para aclarar la situación.

Se trata de personas vestidas de azul, con indumentaria exactamente igual a la que usa la Policía de Mendoza que, desde hace un tiempo, en calles y avenidas de nuestra ciudad, piden colaboración a automovilistas.

Se trata de los bomberos voluntarios de Monte Comán que solicitan ayuda para el mantenimiento del cuartel, los cuales cuentan con las habilitaciones y permisos necesarios para ofrecer la rifa en la calle. Así lo aclaró el comisario Hugo Alcalde, jefe de la Comisaría Octava, a nuestro medio.

Ante la inquietud de muchos ciudadanos si el procedimiento de los bomberos era legal, al parar autos para vender números, “nosotros decidimos actuar, invitándolos a que nos ofrecieran toda la documentación. Algo que efectivamente hicieron al presentarnos todos los permisos. Incluso, hasta tienen la habilitación de Juegos y Casinos de la Provincia para llevar adelante la rifa”, explicó el comisario.

“Por otra parte, le dimos intervención a la Justicia de Faltas para que nos aclarara si no se estaba cometiendo una infracción con respecto a la forma que usan para parar a la gente, y nos dijeron que no había ningún impedimento”, añadió después.

De todas maneras, para que no se preste más a confusión, acordaron con los jefes del cuartel, que los bomberos que van a salir a vender números usarán chaleco fluorescente con la identificación correspondiente y además le irán avisando en el día a día a la Policía en que esquina van a estar trabajando.

Silvio Barroso