El nuevo titular de la Dirección de Recaudación, contador Nahuel Arscone, no anduvo con vueltas a la hora de lanzar que “es alta la morosidad en relación al pago de las tasas municipales”.

El funcionario aseguró que en este momento “llega al 54 por ciento, si se compara el primer semestre del 2018 con el mismo período del 2017”.

De todas formas, a pesar de que es alto el porcentaje de ciudadanos que no cumplen con sus obligaciones, desde la comuna señalan que “son comprensivos” con los vecinos porque entienden la situación económica.

“Entendemos la realidad y sabemos que hay muchos vecinos que no pagan porque no pueden hacerlo. Sabemos que la inflación va por ascensor y los sueldos por escalera”, remarcó Arscone.

Explico luego que, a partir de la “difícil situación económica”, se tomó la decisión de eximir de las tasas de servicios a un sector de los adultos mayores.

“Tendrán una eximición del 100% los hogares donde el único ingreso sea un haber mínimo jubilatorio, es decir 8 mil pesos. En el caso de que a la casa ingresen dos haberes mínimos, 16 mil pesos como máximo, la eximición será del 50%”, explicó.

“El municipio puede tomar dichas medidas porque tiene solvencia financiera. Nuestra comuna, a pesar de la morosidad, tiene recursos económicos”, acopló.