Tras la reunión realizada el lunes en la Cámara de Comercio, se extendieron las líneas de crédito para productores, tanto en sus montos como en los plazos de devolución, además se suman los subsidios de tarifas eléctricas para riego.

La reunión realizada el último lunes, de la cual participó el intendente Walther Marcolini junto con funcionarios nacionales, provinciales, referentes de la Cámara de Comercio y productores. Se trata de que las líneas de crédito a sola firma extendieron los plazos de devolución, de 12 a 18 meses, y también incrementaron los montos, de 60 a 100 mil pesos.

“La intención es que no se quede ninguna ciruela en la planta, además tiene la ventaja de que se puede secar” dijo José Luis Matellanes, Secretario de Desarrollo, “se pudieron extender los plazos de devolución, y el monto a sola firma, lo que es una facilidad para cualquier productor que lo quiera tomar, en tanto siguen las líneas de industriales y para aquellos que requieran más recursos y lo puedan garantizar con un bono de sueldo”.

Para brindar agilidad al financiamiento José Luis dijo: “el productor podrá secar en donde quiera, y luego lo puede acercar a EMIXA, ahí se le toma el volumen de kilos, y se notifica a Mendoza Fiduciaria para que emita el pago a razón de 13 pesos por kilo. Esto cambia para darle más comodidad al productor”, también aseguró: “por las variables del mercado, es importante contar con la fruta seca ya que “lo importante es que la ciruela no quede en la planta y procesarla, la política del Gobierno trata de que esa ciruela se comercialice, pero lo importante hoy, es que no se pierda”.

En cuanto al precio internacional, es muy variable, ya que depende del tamaño o si van sin carozo, “siempre la ciruela seca, ronda el dólar, cuando hay faltante aumenta, y sino ronda en estos precios, pero nunca es malo”.

Además, se suman los subsidios de tarifa eléctrica para riego, que “el año pasado tuvo un fuerte impulso, con una baja de la tarifa de casi un 70%, pero la renovación es anual y tiene que acercarse a alguna de las cooperativas, donde se llena un formulario con los datos de la perforación, y hay que tener el libre de deuda de Irrigación, que es fundamental” dijo Matellanes.

En este sentido el productor debe solicitar en la distribuidora el subsidio a través de un formulario acompañado de libre deuda de propiedad rural, libre deuda de derecho de riego, y factura de energía. La distribuidora de energía remite la documentación a la Secretaría de servicios públicos, y ésta realiza una inspección técnica, tras la cual se puede incorporar el subsidio.

De esta manera, los productores cuentan con poder colocar sus productos en el mercado, además de distintas líneas de crédito que beneficiarán al sector.

Galeria de Fotos:

Fuente:  Gobernación General Alvear