Esta mañana se llevó a cabo la Audiencia Pública en Malargüe donde se discutió sobre el método de fractura hidráulica (fracking) para la extracción no convencional de petróleo, entre los tópicos abordados se habló sobre la matriz productiva y el uso del agua.

Con la participación de diversas cámaras nucleadas en la UIM, como Asinmet, Camem, Aderpe y la Cámara de Comercio, Industria y Agricultura de San Rafael participaron de forma activa sobre dicha audiencia, fueron más de setenta oradores los que presentaron sus puntos de vista, para determinar qué pasará con el pasar de los días.

En defensa de esa posición, la UIM aseguró que “el método de fractura hidráulica es nada más, y nada menos, que la posibilidad de reindustrializar nuestra provincia”.

El departamento de General Alvear en el año 2013 sancionó una ordenanza con la sanción de la Ley 7722 que prohíbe el uso de sustancias tóxicas en la minería.

Por estos días, Mendoza está transitando un momento que define el uso de sus aguas respecto al Rio Atuel en el conflicto histórico con la provincia de La Pampa, sin dudas los vecinos de ambos departamentos como todos los habitantes de la provincia están expectantes sobre este tema que va relacionado a futuro con otra ley de aguas, la cual reglamenta si se puede o no sacar agua de los ríos para utilizarla en la minería.

Verónica Gonzalzs, geóloga y Directora de Minería Industria y Energía de la Municipalidad de Malargüe dijo a nuestro diario:

    “Los ambientalistas perdieron la posibilidad de debatir, al decir, no les damos licencia social”

El fracking o (fractura hidráulica) es una técnica para la explotación de los yacimientos hidrocarburíferos altamente contaminante que ha generado polémica y protestas a lo largo y ancho de todo el mundo. En Argentina, uno de los países con mayores reservas hidrocarburíferas del planeta, se extienden cada vez más estos procedimientos, así como su rechazo por parte de las poblaciones locales. Incluso YPF ha decidido asociarse con grandes corporaciones transnacionales como Chevron, Total Gas y Bridas para la extracción de combustibles no convencionales que se explotan mediante éste método.

Gonzales también dijo:

    “La idea es utilizar aguas connatas que no sirven para regar por su alto contenido de sal para fracturar”

Sin embargo, ambientales sostienen que si se aprobase en Malargue esta actividad se verá seriamente afectado el caudal del Río Atuel que recibirá un nuevo embate en su noveno año de crisis hídrica.

 

Juan Manuel Martinez