El ex vicepresidente dijo que el Gobierno “pretende un mundo sin recibos de sueldo” y tildó al juez del caso Ciccone, Ariel Lijo, de “tramposo”.

Amado Boudou tomó partida en el cruce entre el Gobierno y la CGT y denunció que “hay una brutal avanzada sobre los sindicatos”. El ex vicepresidente aseguró que el oficialismo “pretende un mundo sin recibos de sueldo, donde las empresas no se hagan cargo de los derechos de los trabajadores”.”Por eso machacan con la idea del emprendedor, es la precarización total”, agregó.

La central obrera adherirá la marcha convocada por Camioneros para el 22 de febrero, contra la política económica de Cambiemos.

Por otro lado, el dirigente kirchnerista que enfrenta siete causas judiciales cruzó al juez del caso Ciccone, Ariel Lijo. “Él me dijo: ‘Cambiaron las reglas de juego’. Pensé que no era un juego impartir justicia. Es un juez tramposo, lleva el ritmo de las causas a su conveniencia política y no a derecho”, afirmó.

Boudou sostuvo en conversación con el canal Crónica que, para estar en un cargo hay que tener claro qué se quiere hacer en ese lugar. “Si no, no tiene mucho sentido. Cuando asumí como director de la ANSES tenía claro que había que hacer un proyecto de movilidad para las jubilaciones permanente”, señaló. Una de las acusaciones que pesan sobre el ex vice mandatario es por negociaciones incompatibles con el cargo.

El exministro de Economía se refirió además al recurso judicial de la prisión preventiva que lo llevó a estar más de dos meses detenido y consideró que “el casco y el chaleco antibalas es una forma nueva de condena”. “La causa Ciccone es absurda, es una gran operación. Las dos denuncias fueron hechas por gente de los servicios”, concluyó.

 

Fuente: tn.com.ar

www.ciudadanosur.com.ar