El volante ofensivo del seleccionado argentino está haciendo terapia para llegar mejor al Mundial.

Por primera vez, Ángel Di María reconoció la presión que sintió en los últimos tiempos en la Selección argentina, y hasta confesó que empezó a trabajar con un psicólogo para evitar las lesiones que lo han perjudicado en partidos importantes.

“Empecé a trabajar con un psicólogo porque quiero estar cada vez mejor. Puede ser que la presión influya en las lesiones. Por eso lo estoy trabajando desde hace un tiempo”, contó Di María en una charla con ESPN desde Moscú, donde la Argentina jugará el sábado ante Rusia y el martes próximo ante Nigeria.

Di María se perdió la final del Mundial de Brasil 2014 por lesión, también sufrió un problema muscular en la final de la Copa América contra Chile en Santiago, y volvió a lesionarse ante Venezuela por las eliminatorias sudamericanas.

“Psicológicamente nos mataba no poder convertir. Teníamos miedo de no ir al Mundial. Teníamos las situaciones y no podíamos meter los goles. Ahora estamos felices y más tranquilos de estar en el Mundial”, agregó el mediocampista ofensivo del Paris Saint Germain.

“Nos duele que no reconozcan lo importante de haber llegado a tres finales. A nosotros nos duele y somos los primeros que queremos ganar un título con la Selección y levantar una copa. Pero los argentinos somos así”, tiró Angelito.

Di María también contó que estuvo “muy cerca” de pasar al Barcelona y repitió que va a terminar su carrera “en Rosario Central”.

 

Fuente: tn.com.ar/deportes

www.ciudadanosur.com.ar