La canciller alemana, Angela Merkel, volvió a sufrir temblores este miércoles durante la recepción en Berlín del jefe de Gobierno de Finlandia, Antti Rinne. Aunque hasta ahora negó cualquier problema de salud, es la tercera vez que la líder sufre un episodio en las últimas tres semanas.

En las imágenes de la ceremonia, se puede ver que la mandataria tembló durante un largo tiempo durante la ejecución de los himnos nacionales, aunque el episodio no fue tan marcado como en los casos anteriores.

A mediados de junio, la canciller sufrió un episiodio similar al recibir al nuevo presidente ucraniano Volodímir Zelenski.

Apenas nueve días más tarde, la jefa del Gobierno alemán padeció temblores durante el nombramiento de la nueva ministra de Justicia, Christine Lambrecht, poco antes de volar para la cumbre del G20 en Osaka, en Japón.

En ambos casos, la dirigente,que el próximo 17 de julio cumplirá 65 años, se recuperó rápidamente al comenzar a caminar. El primer hecho ocurrió durante una ola de calor, y Merkel dijo después que se encontraba bien tras tomar tres vasos de agua. Este miércoles, las temperaturas eran más bajas.

Durante la cumbre del G20 en Japón el pasado 29 de junio, Merkel indicó que entiende las dudas sobre su estado de salud pero insistió en que «está bien».

No tengo nada particular de qué informar. Me encuentro bien. Estoy convencida de que de la misma manera que esta reacción hizo su aparición, también volverá a desaparecer», le contestó a un periodista que le preguntó por los temblores.

Merkel está en el poder desde hace 14 años y tiene previsto retirarse de la política al final de su mandato, en 2021.

Fuente: www.tnmundo