De cara al 2019 (año eleccionario) se realizó el Congreso del Partido Justicialista de Mendoza donde se acordó poner absoluta voluntad de parte de todos los sectores, de forma tal de llegar a la unidad.

Los dirigentes no ahorraron palabras de crítica a los gobiernos nacional y provincial, ubicándolos como aliados. En tal sentido, los peronistas colocaron a Macri y Cornejo como parte de la misma familia y los responsabilizaron “de los tarifazos, la caída de los salarios y  la inflación”.

En el encuentro hubo un principio de acercamiento entre todos los sectores y todo indicaría que en los próximos meses se elegirían las nuevas autoridades provinciales. A partir de allí se despejará el camino  hacia la unidad, aunque eso signifique que las internas sean parte de la postal a la hora de la lección de candidatos.

“No nos reunimos para sacarnos una foto de dirigentes. Nuestra apuesta es debatir desde nuestras diferencias y trabajar para el fortalecimiento del PJ como una fuerza dinámica, transformadora y convocante de un gran frente nacional que proponga alternativas para salir de la gran crisis económica”, dice el documento firmado por los peronistas.

“Todos los dirigentes del PJ provincial, sin distinción  de pertenencias internas, repudiamos las operaciones políticas judiciales  persecutorias de dirigentes opositores y dejamos fijada nuestra oposición  de rechazo a las cortinas de humo que levanta el macrismo y el cornejismo para tapar la realidad”, añade el duro texto.