Desde el gobierno provincial indicaron que serán inflexibles a la hora de controlar los horarios que rigen a los locales bailables. Es entonces que se agudizará la mirada sobre el cierre de taquilla, de la barra y final de la noche.

Con el traspaso del programa de Diversión Nocturna a la órbita del Ministerio de Seguridad, las autoridades de esta cartera han establecido nuevos cambios respecto de los controles en los boliches.

Uno de eso puntos es que en toda la provincia de Mendoza está prohibido el ingreso de personas después de las 2:30 hs. En tal sentido desde el gobierno indicaron que no hay excepciones y que harán cumplir ese horario a rajatabla. La idea es minimizar las previas y así evitar que los jóvenes manejen ebrios provocando accidentes de tránsito, ya que se mueven de un lugar a otro en busca de cuál es el boliche que tiene más movida.

También remarcaron que tendrán la lupa puesta en el horario de cierre de barra. “Está totalmente prohibido vender bebidas después de las 4:30 de la mañana”, puntualizaron las autoridades. Además, informaron que aquellos bolicheros que no cumplan con tal medida serán sancionados con multas que van hasta los 88 mil pesos.

Por otra parte, los inspectores de Diversión Nocturna vigilarán que los locales bailables cierren a las 6:30 horas. Aquellos que no cumplan con dicha normativa, también recibirán severas sanciones monetarias.

Dejaron en claro que, en caso de reincidencia, las multas podrían trepar hasta los 200 mil pesos.

El Área dispondrá de 30 inspectores para toda la provincia, de los cuales, tal como informó nuestro medio, 8 actuarán en la zona sur.

Silvio Barroso