Alrededor de las 16:40 de ayer, desde la cárcel de nuestro departamento avisan que un interno había sido herido con un arma blanca en la zona del abdomen.

Por cuestiones que son materia de investigación, dicha persona recibió la puñalada luego de ser protagonista de una riña con otro preso.

El hombre, de 35 años de edad, fue trasladado de urgencia al hospital Teodoro J. Schestakow donde luego de ser intervenido quedó internado para su recuperación.

Por ahora, se desconoce quien fue el autor de la cuchillada, ya que luego del combate nadie quiso meterse. Una obviedad.

Lo único certero es que es común este tipo de reyertas, donde los pendencieros usan para defenderse “facas” o “chuzas”, armas blancas caseras que fabrican con cualquier tipo de hierro o metal que sacan de la propia infraestructura de la penitenciaría.