El Ejecutivo mendocino informó que será parte de la causa que se originó a partir de una protesta de diferentes organizaciones sociales en la puerta de la Legislatura el pasado 12 de setiembre cuando allí se trató el Código de Faltas.

En tal sentido, adelantaron que serán querellantes contra los que ejercieron violencia premeditada contra los agentes del orden.

Aquella mañana, algunos manifestantes decidieron ingresar a la casa de las leyes de la provincia. Esto motivó que un fiscal ordenara activar un protocolo para despejar la zona.

El resultado de la maniobra fue que tres policías resultaron heridos, uno de ellos con una lesión en la mano, el otro en un ojo y el tercero presentó traumatismo de cráneo.

Desde el Gobierno de Cornejo apuntaron a un grupo especial. Los tildaron “antifracking” y afirmaron que fueron ellos “los que intentaron ingresar por la fuerza”.

Teniendo en cuenta lo anterior, desde el Ejecutivo informaron que se convertirán en querellantes de la causa. La asistencia legal la realizará el defensor del Policía, institución creada en 2016 para apoyo de la actividad legal de la Policía en situaciones de cumplimiento del deber.