La Selección arrancó la preparación para el Mundial con un 1-0 ante los próximos anfitriones. El gol lo marcó el Kun Agüero.

La Selección argentina ya está pensando en el Mundial del año que viene, y en su primer amistoso de cara a la Copa del Mundo le ganó 1-0 a Rusia en Moscú.

El equipo nacional formó con un esquema 3-3-1-3 y tuvo un buen rendimiento general, con mucha presión y dominando las acciones y la pelota, aunque le costó lo que viene sufriendo hace un tiempo: romper la sequía de goles.

En lo colectivo, Argentina dejó cosas interesantes en la presión y la posesión, y tuvo algunas chances de gol antes de que Sergio Agüero pudiera anotar el único gol del partido, a los 40 minutos del segundo tiempo, de cabeza, luego de una buena combinación entre Lionel Messi y Cristian Pavón.

El Kun fue una de las figuras de la cancha, aprovechando su oportunidad para mostrarse como el centrodelantero del equipo. Retrocedió para buscar la pelota, generó las jugadas más peligrosas del partido y metió el tanto del triunfo. Así, el jugador del Manchester City se ganó un lugar muy importante en la consideración del DT, Jorge Sampaoli, para ocupar un rol en el ataque del once titular.

La Selección mostró actitud y compromiso desde el primer minuto, teniendo el control de la pelota siempre y nunca pasó zozobras en defensa, que era otro de los puntos a corregir.

El partido sirvió también como reinauguración del Estadio Luzhniki, donde se jugarán el partido de apertura y la final de la Copa del Mundo.

Esta fue una buena oportunidad para el entrenador para probar el funcionamiento del equipo ya más relajado, después de lo que fue el estresante camino en las Eliminatorias. Varios futbolistas se juegan un lugar en la lista de 23 nombres que estarán en el Mundial el año que viene en estos amistosos, y ahora tendrán otra oportunidad más el martes próximo, cuando en Krasnodar enfrenten a Nigeria.

 

Fuente: tn.com.ar/deportes

www.ciudadanosur.com.ar