De visita en San Rafael el ministro de Gobierno, Trabajo y Justicia, Dalmiro Garay, afirmó que las obras proyectadas por la Provincia seguirán su curso normal. Las palabras del funcionario no son al azar, teniendo en cuenta que en los últimos días el Ejecutivo Nacional manifestó que analiza realizar recortes en ese sentido.

“Gracias a que pudimos reducir el gasto político, al tener 375 puestos menos, hoy podemos hablar de equilibrio fiscal. Es decir, no estamos gastando más de lo que recaudamos. La deuda que tenemos es para hacer obras y no para pagar sueldos”, expresó.

Garay adicionó que se van a ejecutar los 8 mil millones de pesos que se aprobaron en el último presupuesto. “La obra pública no se detiene en Mendoza”, subrayó tajante.

Respecto de la infraestructura que viene de la mano de la Nación manifestó que “por ahora no tenemos información”. A pesar del fuerte vínculo entre Cornejo y Macri, el ministro recalcó: “No nos han dicho nada”.