Desde el Gobierno provincial afirman que todas las playas de estacionamiento se tienen que hacer cargo de los gastos en el caso de robo o daño de los vehículos estacionados. Esto se debe cumplir siempre, independientemente de si se trata de una camioneta, un auto, una moto o una bicicleta.

Las autoridades de Defensa del Consumidor, dependiente del Ministerio de Gobierno, Trabajo y Justicia de Mendoza, indican que a partir de la Resolución provincial 26 de 2015 se establece la responsabilidad de esos espacios respecto de la guarda de los vehículos y bienes de terceros.

Recordaron que dicha normativa llegó en su momento para poner fin a la controvertida leyenda: “La empresa no se responsabiliza por eventuales daños, hurtos, robos y perjuicios ocasionados en los automotores, motos y bicicletas”.

En consecuencia, esa frase, publicada en carteles externos o internos de la playa, como así también en los tickets entregados al cliente, no tienen ningún tipo de validez.

La ciudadanía debe saber que esa leyenda no exime ni libera de la responsabilidad que tienen los propietarios de esos lugares.

Para poder hacer el reclamo ante un robo, hurto o daño del coche, es imprescindible que el usuario exija comprobante de ingreso al encargado de la playa de estacionamiento y conserve esa constancia ante la eventualidad de que se sufra algún percance.

El Gobierno informó también que en el caso de que suceda un episodio inesperado, es conveniente que la víctima obtenga fotografías nítidas del presunto hecho como también testigos presenciales, para sumar pruebas al momento de la denuncia policial.