Independientemente del gobierno de turno, cada vez que se otorga un aumento de sueldo a los estatales mendocinos, nunca termina quedando claro para el trabajador de cuanto fue el porcentaje arreglado. Quizás en la suba o blanqueo de determinado ítem siempre está la respuesta, o a lo mejor el engaño. Lo cierto es que después es el propio empleado, de manera particular, quien termina sacando la cuenta cuando hace la comparación de mes a mes.

Más allá de acuerdos en mesa paritaria o aumentos por decreto, lo concreto es que el gobierno habla de un porcentaje y los sindicatos de otro muy diferente. Tal como ocurrió este año con el sector docente, donde el ítem aula se metió en el medio, y se hizo difícil para el docente común seguirle el rastro al porcentaje de aumento de sueldo. Luego vino el decreto, y etc, etc.

El nuevo titular del SUTE en San Rafael, profesor Rafael Membrive, reconoce que siempre hay puntos que hacen la diferencia y se torna “complicado hablar de números concretos porque siempre hay particularidades”.

No obstante, para que no anduviera con vueltas y fuera directamente al grano, se lo consultó en el programa ‘Sin Documentos’, de radio Mitre San Rafael, sobre cuánto le había quedado en promedio de plata fresca al docente con los aumentos de este año. Fue entonces que respondió tajante: “De manera promedio, un 10 por ciento aproximadamente”.

Aclarando rápidamente después que “ese es el impacto en el bolsillo puntualmente. Únicamente un 10 por ciento de más respecto de lo que venía cobrando el año pasado”.

En relación a una reapertura de mesa paritaria para discutir un posible incremento para el segundo semestre, aseguró que “en realidad es una herramienta que no debería cerrarse nunca, porque deberíamos estar en contacto con el gobierno de manera permanente, dado que no se trata de discutir salarios únicamente, sino de cuestiones cotidianas relacionadas con las mejoras del ámbito laboral”.

“Nosotros estamos dispuestos al diálogo, pero no sabemos si ellos quieren lo mismo. Por ahora no tenemos noticias de nuevas reuniones, ni tampoco de posibles aumentos”, concluyó el gremialista.

Silvio Barroso