Desde hace un año que el gobierno de Alfredo Cornejo intenta potenciar la atención primaria, de forma tal que los centros de salud adquieran protagonismo cuando se trate de enfermedades comunes, descomprimiendo así a los hospitales.

La idea, según el propio gobernador, es que los nosocomios aborden los temas complejos. “La gente tiene que hacer uso de los Centros de Salud cuando va por un resfrío o una simple gripe”, supo decir el primer mandatario, el año pasado, cuando tomó la decisión de agregarle un peso más a la billetera de los médicos que fueran a trabajar tierra adentro.

De todas maneras, a pesar del incentivo, el gobierno no logra que los centros de salud tengan fortaleza. De hecho, hay un gran número de personas de los distritos que prefieren la atención del hospital, aunque sea una simple enfermedad.

Vale decir que también argumentan que se sienten más seguros con la complejidad del Schestakow y es por eso que terminan concurriendo a dicho establecimiento. Otros también afirman que los médicos no concurren en tiempo y forma, o que faltan especialidades y por tal motivo es que deciden no hacer uso de los establecimientos sanitarios de los distritos.

El Dr. Abel Freidemberg, coordinador del Ministerio de Salud en la zona sur, reconoce que “algo de eso hay”, pero lo relaciona más que nada con una cuestión cultural.

“Hemos hecho una apuesta fuerte respecto de los que significa la atención primaria. Una de esas cosas es que se ha reconocido la labor de los médicos que cumplen funciones en los centros de salud, ya que desde el año pasado cobran más sueldo que un profesional que trabaja en los consultorios del Schestakow”, subrayó el funcionario.

“Tenemos que lograr que los habitantes de los distritos concurran al centro de salud en primaria instancia, y a partir de allí, si hace falta, ser derivado al hospital”, indicó luego, e inmediatamente remarcó que “lo que sucede es que estamos en presencia de algo cultural. La gente tiene que confiar en la atención que se le brinda en el centro asistencial del distrito. De todas maneras, es algo que nos llevará tiempo”, finalizó.

Silvio Barroso