Al menos seis policías murieron y uno resultó herido este lunes tras ser emboscados por presuntos narcotraficantes cuando patrullaban una localidad costera del Pacífico, en el estado mexicano de Jalisco, informó la fiscalía local.

Los integrantes de la Fuerza Única Regional (FUR) hacían recorridos en la comunidad de La Huerta cuando fueron atacados por un grupo armado que opera en la zona y que estaría ligado a un cártel de las drogas.

“Se reportan seis elementos de la FUR occisos y uno lesionado. Ya se realizan las investigaciones correspondientes y se han implementado operativos de vigilancia en la zona”, informó la fiscalía de Jalisco en Twitter.

Los policías repelieron el ataque por varios minutos, pero no resistieron la embestida. Los atacantes escaparon en tres camionetas blancas, según dijeron testigos a las autoridades. En su escape, colocaron en dos puntos vehículos en llamas a manera de barricada en una carretera.

El 22 de noviembre, en la comunidad de Tomatlán, localizada a unos 80 km. de La Huerta, la Marina Armada capturó a integrantes del cártel Nueva Generación. Esto derivó en un enfrentamiento y bloqueos con camiones quemados en carreteras.

Medios de prensa señalan que el ataque de este lunes sería en represalia a las detenciones del 22 de noviembre.

Este episodio es uno de los más cruentos desde que el izquierdista Andrés Manuel López Obrador asumió la presidencia, el pasado sábado.

Desde diciembre de 2006, cuando se lanzó un controvertido operativo militar antidrogas, suman más de 200.000 los muertos, según cifras oficiales que no detallan sin embargo cuántos casos estarían ligados a la delincuencia.

López Obrador busca crear una guardia nacional con decenas de militares para combatir al crimen, propuesta duramente criticada por defensores de derechos humanos por considerar que ratifica la estrategia militar cuando en campaña dijo que los soldados regresarían a sus cuarteles.

 

Fuente: www.clarín.com