Un subcomisario de la policía de Mendoza permanecía internado en grave estado luego de haber sido herido de una pedrada en la cabeza durante una marcha en reclamo de justicia por el homicidio de un adolescente en el departamento de Maipú.

La agresión ocurrió el viernes por la tarde cuando efectivos de Infantería realizaban tareas de contención en el barrio Corazón de Jesús de Gutiérrez.

Según fuentes de la fuerza, en ese lugar realizaban un reclamo de justicia por el crimen de Leandro Salvatierra (16), quien había fallecido la noche anterior tras pasar cinco días internado a raíz de un balazo en el cuello.

Los manifestantes se encontraban frente a la casa del presunto homicida, donde cortaron el tránsito con cubiertas prendidas fuego y también incendiaron un auto y parte de la vivienda.

Cuando los policías intervinieron, fueron atacados a pedradas por algunos de los manifestantes, lo que le provocó heridas en el cráneo al subcomisario identificado como Cristian Bercich (43).

A raíz de esta lesión, el jefe policial fue trasladado a la Clínica Francesa, donde permanecía internado en terapia intensiva. Según los médicos, su vida estaría fuera peligro.

No es la primera vez que la familia Bercich atraviesa un duro momento. La hemana Cristina, Érica Bercich López, fue la primera uniformada en morir en servicio en la provincia de Mendoza. Ocurrió en 1999. De hecho, a partir de 2018 todos los 14 de agosto se conmemorará el Día de la Mujer Policía en su honor.

El joven Leandro  Salvatierra había sido herido de un disparo en el cuello alrededor de las 20.30 del lunes pasado cuando llegaba a su casa del barrio de Maipú, cercano a la capital mendocina.

Fue llevado al Hospital Central de la ciudad de Mendoza, donde falleció el viernes a las 23. Por el crimen del menor no hay sospechosos detenidos hasta el momento.

Fuente: www.infobae.com