El reloj de arena de cara a las elecciones de Boca está por quedar vacío de un lado. El tiempo se agota y con cada granito que cae se aceleran las reuniones y la búsqueda de acuerdos para definir alianzas de cara a los comicios del 8 de diciembre.

Hubo movimiento en este lunes, con encuentros entre agrupaciones, una convocatoria de urgencia en Brandsen 805 en la Comisión Directiva actual y también una comunicación directa entre Juan Román Riquelme y Jorge Amor Ameal, quien cuenta con el Patrón Jorge Bermúdez a su espalda.

Todo esto para que lo que se había insinuado durante la semana pasada se traslade a una propuesta formal, con el detalle en concreto de cuál sería el rol que podría ocupar el Diez

Con el manejo absoluto del fútbol como eje, el alcance de las ideas de Riquelme para Boca siempre tiene a la estructura profesional como prioridad e incluso se tiraron apellidos sobre la mesa para conocer el gusto del ídolo, que se involucró en el escenario político por primera vez desde que se retiró de la actividad.

De hecho, su partido despedida del 12 de diciembre tuvo algunos retrasos en la organización producto de la indefinición política. ¿El método de venta de las entradas generó algún cortocircuito? 

La idea del oficialismo, con Christian Gribaudo como el candidato posicionado desde hace meses por Daniel Angelici, también fue en esa dirección con Riquelme. Y pese a que el cargo de director deportivo lo encuentra a Nicolás Burdisso con vínculo hasta 2021, no se entró en una especulación en cuanto a eso.

Un posible arribo de Riquelme dividiría fuerzas y la búsqueda de Román es tener la plena determinación en ese lugar, incluso ocupando un cargo como directivo y no como gerente.

Hay más: la lista del oficialismo está abierta a la inclusión de nuevos apellidos. ¿Víctor Santa María y Santiago Carreras? ¿Gente que pueda acercar Román o su entorno? ¿Ex jugadores en otras áreas del club, como las Inferiores? En resumen: la actual conducción es capaz de moldear una nueva CD de acuerdo a los requerimientos que tenga el hombre de Don Torcuato. Si hasta Juan Carlos Crespi, hoy candidateado como vicepresidente en la fórmula, se animó a decir que dejaría su sitio libre para Román.

Mientras tanto, el resto del arco político aguarda para inclinarse para un lado u otro. Desde el espacio de José Beraldi Royco Ferrari, se mantuvieron firmes en su discurso de no transformar a Román en una bandera política.

De hecho, la comunicación con él ocurrió antes del pedido de unidad y recién luego del aviso de reunión entre el entorno de Román con Ameal y Angelici hubo una reacción.

Ellos insistieron en su campaña de recorrida por el Interior (viajaron a Chacabuco) y mientras algunos sugieren que pueden tener una mayor cercanía con Gribaudo para integrar la lista, otros los posicionan en un lugar de negociación directa con Ameal. Ambas son ciertas.

El oficialismo de Boca debatió sumar a Beraldi, pero por ahora no tiene aceptación en la Comisión Directiva el pedido de tres cargos fuertes. De todas maneras, Angelici pidió que igual lo dejen seguir negociando.

¿La chance de construir de nuevo una tercera fuerza en las elecciones todavía se sostiene? Si ninguno de los dos grandes bloques electorales les abren las puertas con las exigencias que piden, competirán en las urnas.

¿Riquelme puede decidir no jugar en estas elecciones? Está en el marco de las posibilidades, aunque esta vez apareció con mayor decisión en un mapa por el momento desconocido para él. Pero uno de los candidatos quedó con la sensación de que el Diez no tomará partido por ninguno.

Intentó unificar criterios desde el discurso y no encontró voluntades parecidas entre los dirigentes para agruparlos. Por eso luego se reunió por partes. También es probable que si no participa en alguna lista, al otro día de las elecciones reciba llamados para invitarlo a incorporarse. Con las urnas abiertas y la presidencia definida, queda poco espacio para negociar también

César Martucci, otro de los que construyó poder desde afuera, apostará a ganador. Por eso recién va a inclinarse a último momento y con las listas escritas con un trazo de lapicera más fuerte a las de un borrador. Detrás suyo hay actores políticos que especulan.

Y en distintos bloques políticos también aguardan señales decisivas el vice Horacio PaoliniMarcelo London e incluso apellidos de la política nacional que asoman en el horizonte del oficialismo, ya sin cargos en la función pública.

La política nacional y todas sus presiones también atraviesan a Riquelme. Desde Olivos a Tigre, con alguna parada en La Paternal, todos hacen llegar sus mensajes hasta el búnker de Don Torcuato.

Por eso su decisión llegará sobre la hora, para no desgastarse antes de tiempo en batallas que no está tan acostumbrado a librar.

En la cancha, ganaba él con la pelota bajo su suela. Ahora entró a un campo de juego en el que cambian las reglas constantemente.

Este miércoles, a las 23.59, se terminará el plazo para entregar las fórmulas definitivas. Luego, hasta el 8 de diciembre será el tiempo de correr la carrera hasta el sillón de Brandsen 805. ¿Quién se pone la 10?

 

Fuente: www.clarín.com