Las ventas minoristas de los comercios pymes cayeron 9,4% en octubre frente a igual mes del año pasado, medidas en unidades, y se espera una caída del consumo para lo que queda del año.

“Todos los rubros que componen la canasta minorista tuvieron caídas muy fuertes en un mercado que vendió lo justo y necesario. La gente controló mucho el gasto con tarjetas y le escapó incluso a las cuotas sin interés por las altas tasas punitorias cuando se paga solo el mínimo”, indicó la Confederación Argentina de la Mediana Empresa (CAME).

Las tasas de financiamiento de las tarjetas de crédito son exageradamente altas lo que está resintiendo mucho el consumo, se nota el miedo de los consumidores a endeudarse”, afirmó Alberto Juan Mazzoni, prosecretario de la Federación de Centros Comerciales a Cielo Abierto de la ciudad de Corrientes.

Según su visión, la situación del mes fue muy mala y “el Día de la Madre fue el peor en muchos años”. Esa celebración ayudó a mejorar las ventas en relación a septiembre, pero no frente al año pasado. En octubre, el 76,4% de los comercios consultados tuvieron bajas anuales en sus despachos, sólo 17,4% crecieron y el 6,2% se mantuvo igual.

Según CAME, muchos negocios están sumando la modalidad de venta online, para captar especialmente al púbico joven o participar de eventos de alto alcance como fue el Cyber Monday en los últimos tres días del mes.

Esto ocurre asimismo, según la consultora Ecolatina, en un contexto en que en el último cuatrimestre del año habrá “una fuerte contracción en el volumen de ventas y un mayor consumo a plazo”.

Según la consultora, habrá una aceleración de la inflación a partir de septiembre por el salto del dólar a fines de agosto, con un aumento del nivel de precios del 20% en los últimos cuatro meses del año.

Continuará deteriorándose el poder adquisitivo de los trabajadores, ya que las recomposiciones salariales que se vienen logrando en las últimas semanas apenas atenuarán la caída del salario real, que en promedio caerá más de 11% interanual en el último cuatrimestre del año”, afirmó.

Además, entre septiembre y diciembre el ingreso disponible de las familias se contraerá porque en los últimos cuatro meses del año habrá un aumento superior al 20% de los bienes y servicios regulados.

 

Fuente: www.clarín.com