Desde el municipio señalaron, en relación al programa Mendoza Construye, que es poco el número de viviendas que le tocó a San Rafael.

Tiene que ver con las nuevas operatorias anunciadas por el gobernador Alfredo Cornejo el 1 de mayo en la apertura del año legislativo.

“El cupo de viviendas sociales para San Rafael es de 160. Evidentemente es escaso y mucha gente va a quedar afuera”, señaló  el nuevo Director de Vivienda del municipio, Darío Barandalla.

El funcionario añadió que los requisitos que pone el Instituto Provincial de la Vivienda son muy estrictos y no todos están en condiciones de cumplir.

La queja de la comuna es porque el proyecto del Gobierno plantea tres tipos de crédito, en los que cada postulante debe tener un terreno urbanizado y estar anotado en un loteo grupal a nombre de una entidad intermedia.

“Tienen que ser grupales y el beneficiario debe estar inscripto en alguna entidad como cooperativa, asociación civil o unión vecinal”, subraya Barandalla.

Añadió que “hay muchas personas que se acercan con entusiasmo y se van desilusionadas cuando se enteran de la poca cantidad de vacantes y los requisitos que están muy lejos de cumplir”.

“Tal vez los responsables del programa se apresuraron a informar”, remató.