Cuando todavía falta por recorrer medio año, la inflación derribó todas las proyecciones del Gobierno provincial. Ocurre que Cornejo planificó un 2018 con 15,7% de inflación y la misma ya llegó al 20%.

De acuerdo a datos oficiales, el índice de precios al consumidor del mes de junio se ubicó en un 3,2 por ciento, acumulando en apenas seis meses un 20 por ciento.

Se trata de una cifra que terminó aniquilando el bolsillo de la mayoría de los trabajadores, considerando que todas las paritarias, tanto en el sector público como privado, cerraron en un 15 por ciento aproximadamente.

Desde la Dirección de Estadística e Investigaciones Económicas de Mendoza informaron que los rubros que más aumentaron el último mes fueron el transporte (6,1%), los alimentos (5,2) y el mantenimiento del hogar (4,9%).

Un dato no menor, es que entre las cosas que más incremento sufrieron se encuentran los gastos de salud, tanto atención médica como medicamentos. En tal sentido, la suba fue de un 4,1%.