Belo Horizonte se prepara minuto a minuto para lo que será el clásico entre Brasil y Argentina. Un encuentro que bien pudo darse en el Maracaná para la final pero que se llevará a cabo en un Mineirao que lucirá colmado. Y por eso habrá un operativo especial.

«Habrá cerca de 2 mil efectivos en el operativo de seguridad.Mil son de un batallón exclusivo que se capacitó para la Copa América y el restante tendrá la colaboración de la seguridad privada. Además habrá gente de verificación de ingreso, de tránsito y también policías que estarán en las calles y autopistas de acceso», le confirmó a Clarín el mayor Flavio Santiago, vocero de la Policía del estado de Minas Gerais. 

Hay una situación puntual a la que le prestarán atención y es que, como en el resto del torneo, habrá hinchas mezclados en las tribunas. Lógico: las más de 60 mil personas serán casi todos locales. Pero los efectivos militares de la Policía de Minas Gerais estarán cerca de los sectores asignados para los argentinos y que tengan camisetas Verdeamarelasrodeándolos. 

Si bien hasta el momento no se registraron incidentes en los estadios, el Brasil-Argentina se presenta como el juego más complejo y por eso el operativo se extenderá desde la noche del lunes y hasta la madrugada del miércoles para evitar problemas más allá de las adyacencias del estadio.

Una tradición en Brasil es tratar de alterar la calma de las delegaciones visitantes durante la noche con pirotecnia. Pero se trabajará para evitarlo. «Habrá efectivos de la Policía dentro del hotel y no habrá problemas de pirotecnia. Hay un esfuerzo de los policías y las fuerzas de choque para trabajar en los alrededores del hotel para que todos puedan estar tranquilos en la preparación del partido», afirmó Santiago.

 

Fuente: www.clarín.com