Desde el Ministerio de Seguridad brindaron una serie de consejos para evitar que ancianos, en su mayoría, sean víctimas de la estafa del “cuento del tío”. En tal sentido, las autoridades advirtieron que es un delito que se puede evitar si se tiene en cuenta la forma de actuar de los delincuentes.

El método más común que utilizan los malhechores para engañar a los adultos mayores es a través del teléfono. Los ladrones llaman haciéndose pasar por algún familiar y con una determinada excusa solicita que le entreguen a un amigo una suma de dinero. Confiados de la buena fe del supuesto pariente, los ancianos le entregan la plata.

Algunos de los motivos del engaño suelen ser la entrega del dinero por una posible devaluación o que el dinero va a salir de circulación.

Por tal motivo, los especialistas aconsejan evitar dar datos a personas desconocidas o ajenas a la familia al recibir un llamado telefónico y nunca dejarlas entrar a la vivienda.

Otra de las trampas más comunes que utilizan los ladrones es simular ser empleados de empresas de servicio, lo que les permite ingresar al domicilio y cometer el delito.

Desde la cartera de Seguridad indican que, ante la duda respecto de un llamado, la persona debe cortar el teléfono e inmediatamente comunicarse con un hijo o alguien de extrema confianza en la familia para certificar si el llamado anterior no se trata de un engaño.

Las autoridades insisten en que nunca hay que dar datos personales o de la existencia de dinero en la casa a personas desconocidas.