Se fue de la novela sin dar muchas explicaciones y ahora se animó a hablar un poco más sobre el tema.

Calu Rivero confirmó que en 2012 se fue de la novela Dulce amor luego de haber vivido una situación de acoso. No dio precisiones pero adelantó que contará toda la historia en un libro en el que se referirá a varios aspectos de su vida.

La actriz se animó a tocar el tema luego del escándalo que estalló en Hollywood por las denuncias contra Harvey Weinstein y Kevin Spacey, entre otros. “Me gusta que hablemos de este tema y celebro que estas cosas estén saliendo a la luz. Creo que las mujeres estamos encontrando un espacio para construir igualdad y desplegar nuestro poder”, dijo, en diálogo con el programa Agarrate Catalina, por la radio La Once Diez.

“Me gusta que, en este caso, Netflix haya decidido sacar a Kevin Spacey de un proyecto del que era parte por más talentoso que sea. Creo que en la Argentina esto sucede y yo no fui ajena a esa experiencia. De hecho, estoy escribiendo un libro donde voy a hablar de eso”, reveló.

Luego se refirió a lo que vivió. Recordemos que en 2012 se dijo que ella se había ido de la tira luego de tener una situación incómoda con Juan Darthés, que era su compañero. Ella nunca lo negó aunque tampoco dio explicaciones.

“Yo no lo desmentí. Si hacés una búsqueda no sale que no. Pero cuando todo se empieza a desdibujar… Yo lo que desmentí fue lo de abuso sexual, absolutamente. Pero yo fui parte de un acoso. Por eso todo mi apoyo a las personas y las actrices que lo sufrieron. A mí nadie me lo tiene que contar, yo viví en carne propia. De hecho, estoy escribiendo para poder sacármelo de encima. A mí eso me incomodó por mucho tiempo”, confesó.

Contó que la experiencia fue muy fea para ella y dejó consecuencias en su vida: “Esto se tiene que acabar. A mí me modificó. Tres años me alejé de la actuación por eso. No voy a llevar el tema a la Justicia, porque no creo que la justicia argentina sea lo mejor que tenemos, pero sí quiero sacármelo de mi cuerpo contándolo. En mi libro voy a contar un montón de cosas, pero estas experiencias hacen que uno se pueda parar de otra forma. Uno puede hablar de lo vivido, de lo experimentado. Lo viví, lo experimenté y tengo la capacidad de hablar de eso. Y celebro que se deje de elevar a la gente que esté haciendo las cosas mal. Esto no tiene que pasar”.

 

Fuente: tn.com.ar/show

www.ciudadanosur.com.ar