Rodolfo Suárez, intendente de Capital, está recorriendo toda la provincia. Se lo ve en cada rincón, a tal punto que no sería descabellado pensar en que tiene un doble.

Cuando se lo consulta de su intensa gira señala que “no hay nada raro” y que lo hace en calidad de presidente de la UCR mendocina.

“Me estoy juntando con toda la dirigencia con la idea de ir intercambiando opiniones. Tenemos gente muy calificada en nuestro partido”, indicó.

Expresó después que su tarea es fortalecer el equipo y ayudar a Cornejo, a quien tildó de ser una persona que “viene llevando adelante una gestión vigorosa”.

“Alfredo viene gobernando con mucha valentía, sin retroceder en temas difíciles”, remarcó.

La última frase no pasa desapercibida. Es que eso de “no retroceder” se puede interpretar como un mensaje al Gobierno nacional que constantemente vuelve sobre sus pasos.

No tiene empacho en decir que “lo mejor sería desdoblar, porque cuando se vota todo junto se dejan de valorar ciertos temas”.

Suárez recuerda que las elecciones en Mendoza están desdobladas de la Nación y que solamente falta decidir si la provincia se acopla al calendario propuesto por el Ejecutivo nacional o bien pone otra fecha.

“Cornejo tiene tiempo hasta marzo de definir si vamos juntos con la Nación”, aclara. Pasan milésimas de segundos y añade que “soy una persona que está convencida de que tenemos que ir separados para que la ciudadanía pueda evaluar lo que pasa con cada lugar”.

Respecto de su posible candidatura a gobernador, señaló “estoy preparado, estudiando todos los días cada tema. Pero no se trata de una persona, se trata de un equipo”.