Efectivos del Servicio Penitenciario de nuestro departamento participaron de un curso para la custodia y traslado de personas privadas de libertad, con el objetivo de adquirir y mejorar los conocimientos teóricos y prácticos sobre las distintas técnicas que pueden emplearse al momento de realizar ese tipo de tareas.

El curso estuvo a cargo del Instituto de Formación Penitenciaria que funciona en el sur de la provincia como un espacio específico destinado a la instrucción y capacitación no sólo física y técnica sino también, moral e intelectual de las personas que cumplen funciones dentro del Servicio Penitenciario.

Aproximadamente 70 efectivos, trabajaron sobre la práctica de técnicas de custodia y traslado de internos, la protección del arma y el uso adecuado de elementos de sujeción, aunque también se hizo hincapié en el resguardo de la integridad psicofísica de las personas privadas de libertad, y los conocimientos sobre el marco legislativo internacional, nacional y provincial que implica el traslado seguro de internos.

Roberto Mango,  director de la cárcel, expresó que “uno de los principales objetivos que tenemos es trabajar en la profesionalización de nuestro sistema penitenciario. Por este motivo, debemos seguir avanzando para que los agentes tengan a su alcance las herramientas que permitan un mejor desempeño”.

“En este caso en particular, dentro del cronograma de capacitaciones se incluyó este curso destinado al acompañamiento de todas las personas privadas de libertad y que por distintos motivos, ya sean audiencias, salidas a hospitales, cambio de unidad o cualquier otra actividad que incluya que un interno trasponga los límites del complejo”, finalizó.