Nuestra provincia cerró el primer semestre del año con 33 nuevas Leyes, de las cuales no fueron pocas las impulsadas por el Gobierno.

Del total de Leyes sancionadas en la Legislatura, el 37% fueron promovidas por el Poder Ejecutivo, el 36% fueron impulsadas por senadores, y el 27% restante, por diputados.

Esto significa que casi el 40% de las nuevas normativas que rigen en Mendoza vinieron de la mano de Alfredo Cornejo. En tal sentido, vale aclarar que se trata de los primeros seis meses del 2018.

Que el Ejecutivo haya tomado la iniciativa de mandar baterías de leyes, no significa que los legisladores no fueran productivos, ya que solamente si miramos la Cámara de Diputados, allí han ingresado 617 proyectos durante el primer semestre que recorren los distintos procesos y caminos legislativos. Pero con un detalle, que no todos los proyectos presentados por los diputados modifican rotundamente la estructura social. Sucede que son abundantes aquellos que solamente resaltan (a favor o en contra) un hecho, una fecha o una persona.

Para entenderlo mejor, de ese total de 617 proyectos que ingresaron a la Cámara de Diputados, 144 corresponden a proyectos de Ley (23%), 100 a proyectos de Declaración (16%) y 373 a proyectos de Resolución (61%).

A partir de los porcentajes antes detallados, no es difícil advertir que es bajo el número de proyectos que le cambian de verdad la vida a la gente (proyectos de Ley).

Que, del total de los proyectos, los de Declaración y Resolución sumen casi el 80% es digno de análisis.