Es uno de los tantos casos de los últimos tiempos que ha generado gran inquietud en la opinión pública, sobre todo en las redes sociales, donde no son pocos los comentarios que hacen referencia a que era un tema ampliamente sabido.

Se trata de la detención del conocido peluquero Darío Carbajal y su aprehensión en una causa relacionada a la trata de personas y drogas.

Desde el mismo viernes pasado, cuando los allanamientos efectuados por Gendarmería salían a la luz, miles de comentarios indicaban que nadie en san Rafael podía desconocer que el estilista “se dedicaba a eso”.

Sin embargo, al parecer, a lo largo de los años era mucho ruido y pocas nueces, ya que nunca hubo una denuncia concreta.

Fue el propio juez federal, Dr. Eduardo Puigdéngolas, quien afirmó que la Justicia jamás recibió una denuncia formal. “Uno no se puede guiar por los comentarios del barrio”, dijo el magistrado, y rápidamente expresó que “apenas tuvimos una denuncia, que fue hace un par de semanas, nos pusimos a trabajar sobre el caso”.

En ese sentido se limitó a decir que la denuncia fue anónima y recomendó a la ciudadanía que si tiene datos o sospecha de posible trata de personas llame a la línea telefónica 145 que fue creada para tal fin.

“El que sabe algo tiene que denunciarlo y no nos podemos acostumbrar a que todo sea un simple comentario de vecinos”, remarcó Puigdéngolas.