Julieta Silva, la mujer involucrada en la muerte violenta de Genaro Fortunato, sigue internada en el Servicio de Salud Mental del hospital Teodoro J. Schestakow, informaron desde la Justicia.

La joven que conducía el Fiat Idea que atropelló al reconocido jugador de rugby sigue sin declarar y, por lo tanto, no se han producido mayores cambios en la causa, dado que dicho testimonio es fundamental.

“Recién este lunes en la mañana se podrá saber si está en condiciones de brindar testimonio ante la fiscal que investiga el caso, Dra. Andrea Rossi, se informó oficialmente.

Es preciso aclarar que la carátula sigue siendo “averiguación homicidio” y Silva, por ahora, no está imputada.

En tanto que, como dato sobresaliente, se está a la espera de los resultados de pericias que podrían llegar a ser determinantes.

Silvio Barroso