CARACAS (AP).- Cientos de seguidores del gobierno venezolano marcharon ayer en el centro de Caracas en apoyo al presidente Nicolás Maduro , mientras las autoridades avanzaban en la investigación del supuesto intento de atentado que habría sufrido.

Convocados por el gobernante Partido Socialista Unido de Venezuela (PSUV), miembros de las comunas, organizaciones sociales, estudiantes, motorizados, milicianos, discapacitados y trabajadores llegaron de todas partes del país.

Los manifestantes se concentraron en el centro de Caracas y emprendieron una marcha hacia el Palacio de Gobierno para expresar su respaldo a Maduro tras el presunto intento de magnicidio que sufrió el sábado último durante un desfile militar. “Toda la fuerza para el presidente, el pueblo lo puso ahí y no vamos a permitir que lo quiten”, afirmó, Carmen Díaz, de 35 años.

El partido opositor Voluntad Popular expresó en un comunicado que, desde el incidente, Maduro, cuya popularidad ronda el 20%, no ha tenido ninguna movilización popular espontánea de respaldo, y que después de “48 horas de soledad” el gobierno tuvo que organizar la manifestación de ayer.

Mientras se realizaba la movilización oficialista, el fiscal general Tarek William Saab anunció desde la sede del Ministerio Público que conocían quiénes eran los autores materiales, colaboradores y personas que armaron los explosivos que se colocaron en los dos drones utilizados durante el ataque, así como sus supuestas conexiones internacionales.

Saab confirmó la detención de dos personas que fueron señaladas por testigos como aquellas que operaron desde un vehículo uno de los drones que se estrelló contra un edificio próximo al lugar donde se realizó el desfile. Por el caso han sido apresadas seis personas de las que se desconoce su identidad.

Los procesados por el intento de atentado serían acusados de los delitos de traición a la patria, homicidio intencional en grado de frustración contra Maduro, homicidio frustrado contra los siete militares que resultaron heridos, lanzamiento de artefactos explosivos, terrorismo, asociación para delinquir y financiamiento de terrorismo, precisó el fiscal.

En tanto, el presidente colombiano, Juan Manuel Santos , a quien Maduro acusó de estar detrás del atentado, calificó de “insólita” la acusación.

Antes de dejar el poder hoy en manos de su opositor Iván Duque, Santos sostuvo que de todas las “locuras” de acusaciones que le han achacado, la de Maduro es la más extraña. “Ayer me encuentro que hay todavía otra más insólita: que estoy con la inteligencia americana, con la derecha venezolana, armando complots para asesinar al presidente de Venezuela. ¡Por Dios!”, dijo Santos durante un foro en Bogotá.

Fuente: La Nación