Un grupo de familiares de los 44 tripulantes del submarino Ara San Juan, desparecido en el Atlántico hace poco más de un mes y medio, tienen la posibilidad de seguir de cerca como avanza el caso en la Justicia. Sucede que al convertirse en querellantes les permite tener en detalle las decisiones que se toman en torno a la búsqueda de la verdad. Y en ese punto sacar a la luz a los verdaderos responsables de la tragedia.

En ese grupo están los familiares de Hernán Rodríguez, quienes están preocupados por la partida de la ayuda internacional. Sobre el particular, en declaraciones al programa ‘Sin Documentos’, de radio Mitre San Rafael, Claudio, el hermano, expresó: “Cansados de buscar en un lugar donde no está se fue el barco de Estados Unidos, algo que seguramente muy pronto pasará con el de Rusia. Es una lástima porque se trata de países que tienen toda la tecnología, lo que ocurre es que los hacían buscar en lugares donde no está”.

Dentro de todo lo malo, subrayó que se llenan de esperanzas con la Comisión Investigadora que se formó en el Congreso Nacional que también permite realizar preguntas a los responsables de la Armada en principio y en segundo lugar al Ministerio de Defensa.

“Nosotros queremos que aquellos que no hicieron bien las cosas se hagan cargo de lo que ocurrió, porque mandaron a navegar a 44 personas en un submarino que no estaba apto para hacerlo. Las autoridades sabían perfectamente de los desperfectos del Ara San Juan y sin embargo no hicieron nada para remediarlo”, añadió Claudio.

Más tarde y sin tapujos remarcó: “Acá lo que sucede es muy simple, las autoridades de la Armada se robaban todo. Mi hermano me contaba que los jefes tenían todo un esquema diseñado para robarse el gasoil, bobinas o piezas de motor. Se llevaban todo y después los muchachos tenían que atar todo con alambre”.

“A esas personas yo las quiero en la cárcel. Todos los responsables, sea quien sea, tienen que pagar. De mi parte lo que busco es que estén presos”, concluyó.