“Los productores del sur pagan más caro el seguro agrícola por ser una zona de alto riesgo y deben destinar una parte de la producción a mosto por los excedentes que no producen. Ahora los obligan a pagar una campaña contra una plaga que no generaron”, expresó el diputado Javier Cófano en relación dio media sanción al proyecto de Ley que ordena a los productores a pagar un canon de 1.500 pesos por hectárea, para el combate de la polilla de la vid.

“Se trata de una contribución obligatoria anual para financiar la campaña sanitaria contra la lobesia botrana, ya que los gobiernos nacional y provincial, sólo aportarán una parte del dinero necesario para hacer los tratamientos”, explicó el justicialista.

Los diferentes bloques del justicialismo votaron en contra de este proyecto de Ley, al considerar que el financiamiento de la campaña debe ser realizada con fondos del Gobierno Nacional. Según la Ley 27.227 de diciembre de 2015, el Ejecutivo Nacional debe asignar los fondos necesarios para combatir la lobesia, a través de el SENASA.

“Nuestro bloque propuso distintas soluciones ante la negativa de la Nación a hacer el aporte que le corresponde por Ley, entre ellas, un aporte adicional de la provincia, que luego recuperará mediante el reclamo administrativo o, eventualmente judicial”, añadió el legislador sanrafaelino.

“Lo que preocupa es el permanente retroceso de nuestra región en la consideración de las decisiones provinciales y nacionales”, concluyó Cófano.