El presidente surcoreano, Moon Jae-in, hablará sobre la desnuclearización de la península cuando se reúna a partir de este martes en Pyongyang con el líder norcoreano, Kim Jong-un, tal y como aseguró este lunes su jefe de gabinete, Im Jong-seok, en Seúl.

“Hasta hace poco, era un tema clave en la agenda en las conversaciones entre Corea del Norte y EEUU. Ahora la desnuclearización también es un tema clave para nosotros”, dijo Im cuando le preguntaron por el contenido de la reunión de tres días en Pyongyang.

El ministro añadió que ningún “acuerdo puede salir” de las reuniones de trabajo que actualmente mantienen las dos Coreas en diversos frentes, y que por ello, es necesario que ambos mandatarios traten directamente el tema.

La cumbre de esta semana será la tercera entre las dos Coreas este año después de que el régimen de los Kim apostara por romper con el aislamiento diplomático en enero.

La cita busca seguir reforzando lazos entre ambos países, técnicamente aún en guerra, tras las cumbres que Kim y Moon mantuvieron en abril y mayo y a su vez desentumecer el estancado diálogo entre el régimen de Pyongyang y Washington.

Tras la cumbre que celebraron en Singapur el presidente de Estados Unidos, Donald Trump, y el propio Kim, Corea del Norte ha venido demandado avances en la firma de un tratado de paz que ponga fin al estado de guerra que, técnicamente, se mantiene en la península a cambio de ejecutar pasos concretos para desmantelar su arsenal.

Washington, por su parte, ha dado a entender que necesita más garantías (que Pyongyang permita, por ejemplo, la entrada de inspectores o revele sus inventarios armamentísticos) antes de comenzar a trazar un acuerdo de paz y de levantamiento de sanciones sobre el régimen.

Por otro lado, Im reveló que Moon despegará el martes de la base aérea de Seongnam (sur de Seúl) hacia las 8.40 hora local (20.40 del lunes en la Argentina) y aterrizará en Pyongyang en torno a las 10.00 hora local (22 hora argentina), donde se espera que lo reciba Kim en persona, aunque esto último aún no se ha confirmado oficialmente.

La primera reunión entre ambos tendrá lugar el mismo martes y el día concluirá con una cena oficial en la que tampoco se ha podido confirmar la presencia del líder norcoreano.

Buena parte de los tres días de cumbre serán retransmitidos al exterior en directo desde Pyongyang, la primera vez que Corea del Norte permite algo semejante.

Por último, Moon y la delegación oficial se hospedarán en la residencia para jefes de Estado Baekhwawon, un complejo a las afueras de Pyongyang que ocuparon también los expresidentes surcoreanos Kim Dae-jung y Roh Moo-hyun cuando participaron en las cumbres de 2000 y 2007.

Fuente:www.clarín.com