Se trata del troncal ubicado sobre la ruta 188 en General Alvear, que alimentará los ramales Los Huarpes, Corral de Lorca, Mora Sur y Mora Norte.    

A ritmo sostenido y dentro de los tiempos previstos, las obras del acueducto Bowen-Canalejas alcanzaron la tercera etapa. Se trata del quinto tramo, más conocido como “red troncal sobre la ruta 188”.

El proyecto está dividido en cinco partes. La primera etapa fue el ramal Los Huarpes, cuyas obras se concluyeron en abril de este año, aunque aun no se instalaron los hidrómetros, ya que es necesario que el ramal esté conectado a la obra cabecera para que no se deterioren los mecanismos del sistema.

El segundo tramo, Corral de Lorca, está prácticamente concluido: sólo resta colocar 3 kilómetros de tubería de los 115 kilómetros que comprende el tramo.

Según las estimaciones de los inspectores de la obra, para octubre de este año estarían en condiciones de comenzarse las obras en los tramos III y IV, Mora Norte y Mora Sur, respectivamente.

En simultáneo, los técnicos se aprestan para avanzar con la obra cabecera, que consiste en dos perforaciones conectadas a un reservorio que va hacia un tanque elevado que, mediante un mecanismo de bombeo, dirige el agua hacia la cañería troncal sobre la ruta 188.

El innovador sistema de acueductos proyectado por esta gestión parte de un plan integral y estratégico con el que el Gobierno provincial pretende diversificar la matriz productiva de la provincia.

Con esta obra se ampliará la frontera productiva integrando al oasis irrigado con el secano. Cubrirá un área de más de 948.000 hectáreas, algo así como el 65% de la superficie del departamento de General Alvear.

La construcción Acueducto Ganadero prevé el desarrollo de una red presurizada abierta para abastecer de agua a los animales. Consta de varios componentes, como la extracción de agua subterránea, reservorio comunitario, ramales paralelos secundarios y terciarios y bornas comunitarias. La inversión es netamente del Gobierno provincial y supera los $180 millones.