Las búsquedas submarinas privadas para tratar de encontrar el avión desaparecido que transportaba al delantero argentino Emiliano Sala y a su piloto comenzaron este domingo por la mañana, según lo anunciado el sábado por el dirigente de la empresa contratada por la familia del futbolista.

«El tiempo será bueno mañana. Podremos operar mañana», declaró el sábado el oceanógrafo David Mearns, dirigente de la sociedad Blue Water Recoveries, durante una conferencia de prensa en la isla de Guernesey.

El especialista en la búsqueda de restos en el mar precisó que dirigirá un equipo de siete personas sobre un navío, el FPV Morven que operará 24 horas al día.

Asimismo añadió que las búsquedas se llevarían a cabo «en estrecha coordinación» con la Oficina de Investigación británica sobre accidentes aéreos (AAIB), que decidió también emprender búsquedas submarinas en una zona de 13 kilómetros cuadrados al norte de Guernesey.

Sala había sido traspasado del Nantes al Cardiff por 17 millones de euros y viajaba a la capital galesa para unirse a los entrenamientos del equipo cuando el avión en el que viajaba, junto al piloto David Ibbotson, desapareció de los radares al cruzar el Canal de la Mancha en la noche del 21 de enero.

El 26 de enero, la familia de Emiliano Sala había anunciado que proseguiría la búsqueda para tratar de encontrarlo merced a los fondos recopilados a través de una colecta por internet, después de que se cerraran dos días antes las operaciones de salvamento coordinadas por la policía de Guernesey. Esta última calificó de «ínfimas» las posibilidades del encontrar con vida al futbolista.

Fuente: www.infobae.com