Un comercio de avenida El Libertador 932 fue escenario de una violenta situación protagonizada por los dueños del lugar.

Todo comenzó cuando, en horas de la mañana de ayer, llegaron a ese sitio un oficial de Justicia y un abogado a realizar un embargo de bienes materiales en el marco de una causa civil que los empresarios habían perdido.

Apenas ingresaron al comercio a realizar la ejecución, los dueños los insultaron y procedieron a cerrar la persiana. Rápido de reflejos, el oficial de Justicia alcanzó a escapar, sin embargo, el abogado quedó entrampado. Sin respiro, los dueños (una pareja) comenzaron con una batería de insultos y de golpes de puño contra el profesional.

Al lugar llegaron móviles policiales, cuyos efectivos procedieron a la detención de los comerciantes. Ambos fueron conducidos a la comisaría 32°, donde se les inició una causa por privación ilegítima de la libertad, daño, lesiones y desobediencia.

En el local, por orden del fiscal, se procedió a revisar todo el lugar y se secuestraron cámaras de seguridad.

De acuerdo a información oficial, el abogado, de apellido Spinello, resultó lastimado y su ropa destrozada.