El debate por el macabro asesinato de Fernanda Pereyra comenzará en el mes de junio. Se trata del caso de la joven sanrafaelina que encontró bruscamente la muerte en julio del año pasado en Rincón de los Sauces, provincia de Neuquén.

El hecho conmocionó al país, dado que la chica, que cursaba un embarazo de siete meses, fue encontrada apuñalada y quemada, al costado de la ruta provincial 6, en las afueras de la ciudad mencionada.

Son cinco los imputados que se sentarán en el banquillo de los acusados: Luciano Hernández (fue pareja de la joven), Osvaldo Castillo, Diego Marillán, Fabio Marillán y Andrea Peruca. Sobre los cuatro primeros pesa el delito de homicidio doblemente agravado en calidad de coautores en concurso ideal con aborto, mientras que la mujer fue considerada partícipe necesaria.

De acuerdo a lo que informó el Periódico de Rincón “porque será un debate con jurado popular”, donde serán 95 testigos, de los cuales 27 están con custodia policial.

El caso también abre una discusión respecto al jurado, porque por el tiempo que se estima para su desarrollo habrá por lo menos un fin de semana en el medio del debate oral.
Para no agotar a las personas que integran el jurado se les va a permitir que cada uno de ellos vuelva a su luego de cada día de debate.

“Por otro lado en el caso de que la deliberación y veredicto se extienda más de un día, el jurado popular podría ser alojado en algún hotel de la ciudad para definir su veredicto”, señaló el medio sureño.