Luego de que se conociera la noticia de la detención de Jorge Pinelli en Santa Fe, el chofer sobreviviente de la Tragedia de la Cuesta, salen a la luz ciertos interrogantes por parte de personas con autoridad para opinar, que antes no habían aparecido.

Es que el sujeto fue aprehendido en inmediaciones de Rosario cuando manejaba un micro con 32 personas y lo hacía sin carnet y con papeles adulterados.

La gran pregunta tiene que ver con la falta de controles en las rutas de ingreso a la provincia de Mendoza. Respecto de eso, quien hablo con todas las letras fue José Luis, padre de Agustín, uno de los bailarines que perdieron la vida en el siniestro vial.

El hombre fue entrevistado en MDZ radio y preguntó: “¿Cómo puede ser que un colectivo trucho entró a San Rafael y nadie lo paró?”, añadiendo inmediatamente que “porque estoy seguro que no debe ser sencillo circular por las rutas de allí y llegar a Las Leñas sin que nadie te controle”.

Luego opinó de la causa al indicar que la responsabilidad no tiene que terminar en el chofer (Damián Pinelli) que perdió la vida.

“Acá hay más responsables, porque no puede ser que muerto el perro se acabe la rabia”, agregó.

Puso la lupa sobre la Comisión Nacional de Regulación de Trasporte, ya que “no controló como tenía que hacerlo”.

No dejó pasar la oportunidad para subrayar que el Juez Pablo Peñasco le tiene que hacer muchas preguntas al profesor de la escuela de danzas, considerando que fue él quien contrato el colectivo de los Pinelli.

“Ese profesor dice que no se acuerda de nada, pero tiene que dar muchas respuestas, ya que conocía a la esposa de Damián Pinelli porque son compañeros en el municipio de Malvinas Argentinas”, concluyó José Luis.