El Instituto Provincial de la Vivienda hará de nexo con el Banco Nación para que miles de familias consideradas de “clase media” de Mendoza puedan acceder a la casa propia a través de créditos otorgados por la entidad nacional.

Las autoridades del IPV, del Ministerio de Infraestructura y Economía de la provincia y el Banco Nación firmaron un acta acuerdo con el objeto de cooperar recíprocamente en la implementación de nuevos proyectos habitacionales.

En este documento, las partes se comprometen a emprender acciones conjuntas que permitirán atender las necesidades de los sectores de la población de familias que requieran el apoyo del Estado, aportando así a la disminución del déficit habitacional en Mendoza.

De esta forma, el Instituto Provincial de la Vivienda actuará como desarrollador de los proyectos habitacionales, formulándolos y contratando a las empresas que ejecutarán las obras. A la par, hará la selección de los postulantes para luego presentar ante la entidad bancaria.

A partir de allí, será el Banco Nación quien exigirá determinados requisitos antes del otorgamiento del crédito hipotecario.

La idea, con este trabajo de cooperación mutua, es ampliar las posibilidades de concretar el sueño de la vivienda propia a muchas familias mendocinas que no encuentran el camino adecuado para convertirse en propietarios de manera sencilla.

Por ahora, es solamente la firma del acuerdo y no hay mayores detalles respecto del inicio concreto del proyecto, aunque las autoridades del Gobierno provincial señalan que será en un tiempo muy cercano.