Con el único objetivo de concientizar sobre la violencia de género, la agrupación Madres de Pie de Mendoza instaló un “Banco Rojo” en el kilómetro cero de nuestra ciudad.

En un emotivo acto, con la presencia de la familia de Florencia Peralta, se colocó ese asiento que en el mundo es símbolo de la lucha contra dicho flagelo.

Se trata de una entidad conformada por mujeres que han perdido a sus hijas en ese tipo de contexto, quienes recorren la provincia haciendo conocer la problemática.

Entre las referentes de la agrupación está Graciela Bianchi, mamá de Florencia, la joven asesinada hace dos años en su casa de Pueblo Diamante.

“Con el banco queremos concientizar por los casos que hemos tenido en Mendoza  y porque no queremos ni una muerte más a causa de la violencia. Buscamos que todos los ciudadanos, tanto hombres como mujeres, tomen conciencia de que con la violencia no se llega a ningún lugar y destroza la vida de ambas partes”, expresó Graciela, quien estuvo acompañada del padre de Florencia y del pequeño hijo de la joven que encontró la muerte de manera violenta hace dos años, macabro episodio por el que está detenido su ex pareja Damián Ortega.