Nahuel Castro y Javier Barroso, dos de los miembros de la banda que asaltó la casa de Cuadro Benegas del hijo de Ernesto Sanz fueron condenados a 8 años y 7 meses de prisión en un juicio con la modalidad de “abreviado”. Para los otros dos acusados sigue abierta la causa.

La Segunda Cámara del Crimen de nuestro departamento, aceptó el procedimiento de juicio abreviado peticionado por el fiscal de Cámara, Dr. Víctor Gambastiani y el defensor Leonardo Medaura, respecto de dos de los acusados de asaltar al hijo de Ernesto Sanz en octubre del año pasado.

Por tal motivo, Nahuel Cesar Castro y Javier Aníbal Barroso, fueron condenados a la pena de 7 años y 8 meses de prisión por ser encontrados penalmente responsables del delito de robo agravado por haber sido cometido con arma de fuego apta para el disparo en el hecho ocurrido el 7 de octubre de 2016.

Ambos, que estaban alojados en los calabozos de la Unidad Investigativa serán trasladados inmediatamente a la cárcel para cumplir la condena.

En tanto que, los otros dos imputados, identificados como Raúl Alan Juárez y Cristian David Oro siguen con la causa abierta. Esto significa que en un tiempo no muy lejano serán enjuiciados en un debate oral.

Los cuatro fueron detenidos casi inmediatamente, luego de que los “delatara” un rastreador que tenía colocado en el iPhone el hijo del ex senador radical.

El asalto fue muy violento. Los malvivientes ingresaron armados y por la fuerza a la casa de Fernando Sanz en Cuadro Benegas, cuando se encontraba durmiendo junto a su esposa embarazada y su pequeño hijo de 2 años.

Fueron momentos de extrema tensión, mientras revolvían toda la vivienda, hasta que se retiraron con una cuantiosa suma de dinero, además de objetos de importante valor económico.

El rastrillaje fue intenso por parte de la Policía, que en horas los tuvo acorralado a los cuatro. Luego vino un rápido procesamiento y en pocos meses, tal como ocurrió ahora, ya hay dos condenados.

Silvio Barroso

www.ciudadanosur.com.ar