Un tribunal de la ciudad de El Mansura, en el norte de Egipto, declaró culpable a Basma Ahmed, de 25 años, de «incitación al libertinaje» y de haber «cometido un acto público obsceno»

Un video del incidente muestra a la mujer riéndose cuando toca las partes genitales del mono en una tienda de animales en El Mansura, haciendo alusiones de carácter sexual, mientras otras personas a su alrededor se ríen a carcajadas.

Ahmed fue detenida en octubre y «confesó el incidente pero dijo que no tenía la intención de cometer un acto indecente y ella sólo quería hacerle cosquillas al mono«, según indicó el diario.

El video, que se hizo viral en las redes sociales, provocó una lluvia de comentarios críticos contra la joven.

 

Fuente: TNMundo