Desde la  Suprema Corte de Justicia de Mendoza confirmaron que a partir del 1 de agosto comienza a aplicarse en el sur de la provincia el nuevo Código Procesal Penal, que tiene como  particularidad la figura de los fiscales de instrucción.

De esta forma, según se informó oficialmente, ya está todo listo para que después de la feria judicial de julio desembarquen en las comisarías los ayudantes de fiscales, que harán de nexo entre la ciudadanía y los fiscales que llevarán adelante las investigaciones de los casos policiales.

Esto significa que, desde un primer momento, la Justica intervendrá para resolver un delito.

Cuando un ciudadano concurra a realizar una denuncia a una comisaría, quien actuará inmediatamente será el ayudante fiscal. Dicho funcionario judicial accionará los mecanismos de instrucción para que el fiscal a cargo tome medidas sin que se pierda tiempo.

Para subrayar es que los ayudantes fiscales tendrán participación activa las 24 horas en las distintas dependencias policiales.

Silvio Barroso

Facebooktwittergoogle_pluslinkedinmail